Lean Transportation, El gran olvidado

Lean Transportation, el gran olvidado en la industria, Convey Transport, Lean Manufacturing

El transporte es uno de los siete puntos clave (MUDA) del “Lean Manufacturing”, el movimiento de productos de un lugar a otro. Las metodologías Lean ponen al cliente como el centro de todas las acciones de la empresa para ofrecerle el mayor valor posible al producto. Por ejemplo; en el caso que instalaciones de producción en China hasta la línea de ensamblaje en Europa. ¡Este transporte no agrega valor al producto, no lo transforma y el cliente será reacio a pagarlo!

¿Las 5 técnicas que podemos aplicar de Lean en el transporte?

Lo primero el transporte no debe de ser solamente dónde y cuándo se requiere un producto. Al revés debe de verse más allá de las expectativas del cliente, para desarrollar estrategias conjuntas con el cliente y crear soluciones optimas de inventario para el cliente.

 

El transporte no es un desperdicio

Medir el transporte

Entender la estructura de costes del transporte

Realizar una gestión diaria de los eventos del transporte

Solventar los problemas que hemos observado

 

El transporte no es un desperdicio

El transporte en exceso debe de ser eliminado, pero no se debe de demonizar. Nos tememos que concentrar en que el transporte debe ser usado como un diferenciador estratégico en nuestra industria.

Por ejemplo, tenemos las siguientes opciones diferenciarnos estratégicamente y a la vez aplicable para las empresas de reparto:

Sí una e-commerce contrata una empresa de reparto, y esta le da un mal servicio (Retrasos, horarios de reparto no adaptados o no flexibles, un trato desagradable al cliente final…). Esta situación repercute en la perdida casi segura de las posibles ventas futuras de dicha industria/empresa a ese consumidor. Debemos aprovechar estas oportunidades para añadir un valor extra al producto mediante el servicio de transporte.

Medir el transporte

Y te estarás preguntando: ¿Cómo voy a medir el transporte de una empresa, si no es la mía? Los proveedores de transporte no deben verse solamente como un medio transaccional, sino como socios estratégicos. La colaboración, confianza, trabajo en equipo y el pensamiento multifocal convierten a una empresa buena en una excelente. Pero no debemos quedarnos en ese punto debemos pedir métricas e indicadores clave de desempeño (KPI) que miden el buen desempeño de las funciones del proveedor y ayuda a tener una mejora continua diaria. Para llegar a este punto optimo y ajustar al máximo la cadena de suministro, las organizaciones necesitan construir relaciones a largo plazo con operadores de calidad, con estabilidad, confiables y que estén comprometidos con el servicio a la organización.

Entender la estructura de costes del transporte

Los costes del transporte se pueden dividir en dos partes (aunque esto normalmente no suele hacerse por lo menos en España): los costes unitarios y los costes ociosos.

  • Los costes unitarios del viaje se tienen por el personal, vehículo, seguros, dietas, mantenimiento de los implicados, costes fiscales.
  • Costes ociosos, que ha su vez se dividen en dos (subactividad y sobrecapacidad):
    • Costes de subactividad: costes por no aprovechar las posibilidades del transporte o por no usar un tamaño adecuado de vehículo, por tiempos de espera para cargar y descarga. Costes por el tiempo que el vehículo está vacío y por el espacio no aprovechado mientras está cargado y en movimiento. Sin olvidar que cada mercancía necesita su espacio, trato y sus especificaciones de transporte adecuadas.
    • Costes de sobrecapacidad: los extra costes debidos al uso de vehículos de inferior capacidad a la que se necesitaría para el transporte en condiciones óptimas.costes por no aprovechar las posibilidades del transporte o por no usar un tamaño adecuado de vehículo, por tiempos de espera para cargar y descargar… Sin olvidar que cada mercancía necesita su espacio, trato y sus especificaciones de transporte adecuadas.

Debemos centrarnos en reducir los costes del transporte en general reduciendo los costes de productividad. Ya que intentar reducir los costes unitarios, “las tarifas de los transportistas”, solo dará como resultado la creación de inestabilidad en nuestra red de transportistas. Ya que nadie gana cuando se “obliga” a los transportistas a bajar sus tarifas hasta el punto de realizar los transportes de forma no rentable.

El objetivo que nos tenemos que marcar, como contatantes del servicio, es conocer adecuadamente los costes que tiene cada transporte de nuestra empresa para negociar los precios de forma justa, competitiva y equitativa para cada parte. No quedarnos en la superficie conociendo solamente las tarifas que recibimos.

Realizar una gestión diaria de los eventos del transporte

La reducción sostenida de los costes no se realiza mediante la utilización del diseño de redes de transporte infrecuente, entendiendo estas como la utilización de ciertas empresas de transporte de forma muy ocasional, con las que no podemos construir fuertes lazos de trabajo conjunto en el futuro. Los ahorros en el transporte se desprenden de una administración de los eventos diaria y disciplinada, para ser capaces de identificar y reducir los desechos. Todos los días deberíamos realizar un plan de transporte, ejecutarlo y posteriormente verificar sus resultados. De esa forma podremos detectar cualquier “residuo”, documentarlo y hacer un seguimiento hasta su resolución. Para hacer este apartado aconsejo seguir los siguientes pasos: diseñar las rutas, realizar el seguimiento, generar métricas de los transportes y buscar soluciones para las posibles incidencias o problemas que han surgido.

Solventar los problemas que hemos observado

La mejor forma para solucionar estos problemas es proponer una reunión de un grupo de personas de las distintas áreas implicadas, tanto internas como externas (proveedor del transporte). No es recomendable hacerlo de forma individual. Para la resolución de estos problemas propongo la siguiente estrategia:

  • Definir, Medir, Analizar, Mejorar y Controlar

 

En conclusión

Para conseguir los beneficios que nos aporta el “Lean Transportation”: debemos integrar la gestión del transporte con nuestra organización y tenemos que aprovechar el transporte como un diferenciador estratégico. Todo ello no sería posible sin una buena comunicación con nuestro proveedor de transportes y si este no comparte la visión de mejora continua que nos propone la metodología Lean. La mejor forma para aplicar “Lean Transportation” tanto si eres proveedor de transportes como si eres una industria, es formando parte de la plataforma Convey Transport. Donde podrás encontrar empresas y proveedores comprometidos, de calidad y en la punta de lanza del desarrollo tecnológico industrial.

¿Todavía no formas parte de Convey Transport?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no formas parte de Convey Transport?